Estimados clientes, os comunicamos que todos los pedidos realizados entre el 23 de diciembre y el 2 de enero se servirán a partir del 3 de enero. Sentimos las molestias.
Volver

Tendencias en diseño gráfico para destacar en 2020

TENDENCIAS

Cuando se elabora un proyecto gráfico, ya sea dedicado al sector editorial o de packaging, toman especial relevancia las tendencias que se han definido como dominantes para ese año. Los colores, las tipografías, los estilos o los acabados de moda pueden suponer un punto de inflexión para un diseño y atraer las miradas de los consumidores entre la amplia oferta del mercado. A continuación, repasamos las líneas que triunfarán durante este año y que podremos ver en todo tipo de formatos. 

Azul clásico y combinaciones de impacto

Uno de los elementos más claros en un diseño es el color elegido para transmitir un producto. Pese a que cada vez hay mayor diversidad de tonalidades diferentes y especiales, los expertos del Pantone Color Institute han elegido este año un tono tradicional como color del año 2020: el azul clásico (Classic Blue, PANTONE 19-4052). Año tras año, la elección anual influye en el “desarrollo de los productos y en las decisiones de compra de múltiples sectores”, entre los que se encuentra el empaquetado de productos y el diseño gráfico, en palabras de la organización.

Este azul clásico gana coherencia con las tendencias que veremos a continuación y que indican que nos movemos hacia diseño más simples y minimalistas. Por ello, el significado de este color se puede resumir en la tranquilidad. Este tono es “intemporal y duradero, elegante por su simplicidad; sugiere un cielo al atardecer” y trasmite una sensación de paz, destacan desde Pantone. 

Para complementar el azul clásico y ofrecer colores combinables, este instituto del color también facilita el trabajo a los diseñadores con cinco paletas que recuerdan elementos de nuestro entorno y basadas en estados de ánimo diferentes. Desde Ponder, una combinación relajante y reflexiva que combina tonos suaves tanto fríos como cálidos; hasta Snorkel, que transporta a un paraíso tropical y su felicidad con una unión de colores más ácidos y pastel; pasando por un cielo de tarde con azules y dorados con Desert Twilight. Se le suman Exotic Taste, en un juego de colores variados que evoca a los condimentos de cocina de todo el mundo, y Untraditional, la mezcla más rompedora e inusual con tonos muy distintos entre ellos, potentes y llamativos.  

Monocromía y metales 

Los efectos únicos también ganan protagonismo en 2020. El portal de recursos para diseñadores GraphicMama presenta el efecto de color monocromático como una de las guías para este año. Si se combina de forma correcta, este estilo puede generar un impacto mayor que el abuso de tonalidades en una misma portada o en un packaging. Nace en contraposición a la sobrecarga de colores y formas que han triunfado en años pasados y reivindica la simplicidad de las cosas. 

Para romper con la monocromía, los metálicos se convierten en un aliado perfecto. Tanto en tipografías como en detalles, puede ayudar a centrar la atención en el punto de interés que convenga para guiar la vista de los consumidores. Además, los dorados transmiten un acabado más lujoso y clase. 

Épocas pasadas y minimalismo

Como íbamos avanzando, en la esencia de reivindicar la sencillez de años atrás, vuelven las décadas pasadas al diseño. La inspiración en los 50 se materializa en colores terrosos e ilustraciones dibujadas a mano, según GraphicMama, que se verá combinada con la búsqueda de estilos que recuerden a la naturaleza y lo orgánico. 

Otra década que toma forma de nuevo es la de los 90, que apuesta por recuperar las líneas más básicas después de los excesos. Entre otros, se perderá el miedo a los espacios en blanco, dejando respirar los proyectos y cambiando ese temor al tono más puro por un significado de elegancia. 

Dos líneas de tipografías 

Pero más allá de los colores y los acabados, la tipografía también es un elemento esencial para transmitir un mensaje, no solo en el significado del texto sino también a través de los valores que transmiten sus formas. De hecho, un proyecto puede ser único respecto a la competencia cuidando este componente lo máximo posible. En este sentido, Davide Baratta, director de diseño de Impero, destaca en Creativebloq que hay cada vez "un mayor uso de la tipografía y los tipos de letra a medida como elementos definitorios en la marca".

En 2020 este factor se diversifica: de unas líneas más sencillas que encajan con el minimalismo imperante; a unas formas exuberantes, llamativas o distorsión 3D, entre muchos otros. Así, las tipografías se rinden al objetivo a conseguir y ayudan a la personalización y la creación de identidades. 

Personalización y sostenibilidad

Finalmente, todas estas tendencias se unirán en dos grandes líneas de diseño que reflejan las preocupaciones y gustos actuales de la sociedad. Por un lado, es innegable que la sostenibilidad es ya un requisito. Los materiales elegidos tienden a ser más ecológicos y respetuosos con el medio ambiente, tanto en su fabricación como en su proceso de reciclaje posterior, pasando por su incorporación en el proyecto. 

De hecho, va más allá del resultado final, teniendo también en cuenta el proceso de fabricación. En una entrevista para Infopack, la vicepresidenta del Instituto para la Producción Sostenible (IPS), Gema Gaspar, destaca que “solo una industria sostenible, preocupada por ser baja en carbono, más eficiente en el uso de los recursos, que minimice residuos, más competitiva y menos contaminante tiene su hueco”.

Con esta preocupación por el medio ambiente y el ecodiseño debe conjugarse una línea creciente hacia la personalización, que ya lleva unos años gestándose en las demandas de los consumidores. La sensación de tener algo exclusivo y creado a medida para el sujeto gana aún más terreno, y las tecnologías como la impresión digital permiten conseguir este objetivo. “Cuando una compañía representa una historia en su packaging, consigue conectar con los consumidores de una forma individual, y el producto se vuelve irresistible”, resaltan desde la agencia asiática DesignerPeople. Para conseguirlo, a modo de ejemplo, este año crecerá el uso de imágenes e ilustraciones personalizadas, que se impondrán ante las fotografías de archivo.

 

*Las imágenes que acompañan este post son aproximaciones de los colores de Pantone en papeles de nuestro catálogo.