Estimados clientes, os comunicamos que todos los pedidos realizados entre el 3 de agosto y el 21 de agosto se servirán a partir del 22 de agosto. Sentimos las molestias.
Volver

Plego: “El papel nos permite hacer realidad proyectos tangibles, hemos cambiado píxeles y bits por tijeras y cúteres”

ENTREVISTA

Un papel puede dar vida a todo tipo de animales, gracias a sus colores, acabados y manipulaciones. Así, la frase que repetimos siempre, “el papel está vivo”, cobra más sentido que nunca. En Plego lo saben bien: realizan figuras montables de diferentes tipos de pájaros con este material. Pero, además, componen escaparates comerciales, espacios efímeros, atrezzo o figuras personalizadas hechas a medida para todo tipo de eventos. Como bien indican, y en consonancia con su marca, sus manos pliegan lo que se les proponga. Hablamos con ellos para saber cómo trabajan el papel para dar vida a sus obras y qué factores destacan para elegir el soporte de sus creaciones. 

¿Qué tipo de proyectos hacéis en Plego y para qué público o qué sectores?

En Plego realizamos todo tipo de trabajos con el papel como principal actor, sobre todo colecciones propias relacionadas con el mundo de la naturaleza y a veces también encargos para clientes particulares o empresas. Nuestras colecciones van dirigidas a los amantes de las cosas bonitas, del “hacérselo uno mismo” o DIY, de los apasionados de la ornitología y de los que quieren realizar un trabajo de aprendizaje compartido con los más pequeños de la casa.

¿Cómo surge la idea de Plego? ¿Cómo ha evolucionado?

Somos dos hermanos que siempre habíamos desarrollado nuestras respectivas carreras profesionales por separado: Joan en el diseño gráfico y David en el diseño de producto. Con el tiempo, vimos que teníamos ganas de aunar esfuerzos para hacer nuestro propio proyecto. Nuestra idea inicial era pasarlo bien haciendo lo que nos gusta, y con el tiempo hemos conseguido hacer de este hobby un trabajo a tiempo completo.

¿Por qué seleccionasteis el papel para vuestros trabajos?

Porque es un material que nos permite tocarlo, jugar con él y experimentar. Y especialmente nos ofrece la posibilidad de hacer trabajos no únicamente en un mundo digital, sino que los proyectos empiezan y terminan en algo tangible. En parte, hemos cambiado píxeles y bits por tijeras y cúteres.

¿Qué hace tan especial para vosotros el papel para que lo hayáis convertido en la materia prima de vuestras creaciones?

Colores, gramajes, texturas… son aspectos del papel que nos dan una gran variedad de combinaciones y posibilidades para realizar nuestras creaciones. Las posibilidades del papel son infinitas.

¿Qué manipulaciones hacéis sobre el papel hasta darle la forma deseada? 

Hasta ahora utilizamos cortes y pliegues para dar forma a nuestras ideas. Transformamos la planicie del papel en valles y montañas a través del pliegue y combinamos una larga gama de colores a fin de representar nuestros pájaros.

Para generar estos proyectos, necesitáis un buen trabajo mecánico del papel. ¿Cómo debe ser un material para que soporte este tipo de manipulaciones?

Necesitamos unos papeles de gran calidad. Que dispongan de una consistencia y rigidez a fin de que nuestras representaciones tengan cierta solidez. 

Además de estas características mecánicas, ¿qué factores estéticos valoráis?

Buscamos colecciones que tengan un abanico de colores amplio, que nos den muchas posibilidades a la hora de trabajar con ellos. Últimamente también estamos valorando la posibilidad de combinar distintos gofrados para dar mayor versatilidad a nuestras colecciones.

¿Tenéis preferencias concretas de colores y acabados en los papeles?

En función del proyecto buscamos unas características u otras. Por ejemplo, en nuestra colección de pájaros hemos utilizado una paleta de colores orgánicos a la vez que identificativos con cada especie.

La personalización para crear proyectos únicos es importante para Guarro Casas. ¿Cómo creáis trabajos especiales para vuestros clientes?

Ahora mismo nuestros proyectos giran en torno a papeles que puedan aportar unas características únicas a nuestros trabajos. Por eso buscamos materiales que puedan soportar un nivel de impresión muy exigente y aplicar gofrados que diferencien nuestro producto como algo singular y único. Los papeles como los de Guarro Casas nos ofrecen estas posibilidades con multitud de recursos para personalizar el papel.

Muchas de vuestras piezas, los pájaros de papel, parecen crear un paralelismo con el lema de Guarro Casas, "el papel está vivo", ya que reproducís seres vivos con este material. ¿Qué significa para vosotros que el papel esté vivo?

Para nosotros es un lema que encaja con nuestra filosofía. Dar vida a nuestras figuras es fundamental, e intentamos hacerlo a partir de la síntesis en la representación del ave que tenemos en mente. Con esto conseguimos una figura minimalista y que a la vez sea fácil de montar. 

¿Qué vínculo creéis que se establece entre el papel y los sentidos?

A primera vista lo que más llama la atención es la apreciación visual de las armonías en los colores, pero para nosotros es tan o más importante aún el tacto y su calidez. Como es un material que se tiene que manipular, cortando y plegando, tiene que ser agradable al tacto con los dedos, a la vez que debe aportar la solidez final que requiere la figura.

¿Cómo creéis que evolucionará el papel en los próximos años?

El papel como soporte, aunque pueda parecer que los formatos digitales puedan robarle protagonismo, nunca podrá ser reemplazado debido a su capacidad de aportar calidez y proximidad. Por otro lado, entendemos que se valorarán más aquellos papeles que por sus características tengan un menor impacto en el medio ambiente y sean más sostenibles.  

 

Copyright: todas las imágenes pertecen a Plego