Volver

Papeles especiales: materiales adaptados a las necesidades del proyecto

ASPECTOS TÉCNICOS

En el post anterior hicimos un repaso de los papeles más habituales en el mercado, es decir, aquellos que se producen en tiradas muy largas debido a su alto consumo. En cambio, existen materiales muy específicos que se producen en cantidades mucho más reducidas y limitadas o que tienen una aplicación muy concreta. En este artículo, nos centraremos en aquellos que se escapan de los grandes volúmenes y que destacan por sus características.

Papel vegetal

El papel vegetal está formado, como el resto de tipologías, por fibras de celulosa mayoritariamente largas, pero en este caso trituradas. Este factor se consigue a través de un proceso de refinado y trabajando con una temperatura muy alta en el circuito de agua. El resultado es un material muy poroso y translúcido. Además, cuenta con una gran tracción y una alta resistencia, gracias a la fibra larga y la compactación.

Los gramajes más habituales se encuentran entre los 60-200 gramos, aunque los fabricantes deben tener en cuenta que contra mayor es el grosor, menor es la transparencia. En caso de ser coloreado, el cromatismo se aplica tintando el papel en masa o, a veces, offline. El grupo Arjowiggings ofrece una versión certificada para consumo alimentario.

Papel de fumar

Se trata del material usado para envolver cigarrillos. Está formado por papel de arroz generalmente, al que se le suman aditivos que controlan la correcta combustión del cigarro. De hecho, este material incluye un componente químico que tiene como finalidad que se apague sólo, sin riesgo para el consumidor. Su característica principal es su bajo gramaje, que suele estar entre los 12 y 25 gr. y no debe tener una gran resistencia, pues su uso es corto y tiene una finalidad muy concreta. 

Papel de fotografía

La característica que destaca en este papel, usado para imprimir fotografías como su nombre indica, es que se trata de un material muy estucado y liso. Estos dos factores lo convierten en ideal para la impresión inject. Del mismo modo, este producto busca la rigidez, para mantener las fotografías intactas con el paso de los años, hecho que se consigue con gramajes altos. Anteriormente, este producto fotográfico estaba recubierto con una emulsión sensible a la luz, de manera que se reproducían las imágenes tomadas sobre película. Esta técnica evolucionó hacia el método de impresión digital actual. 

Papel de seguridad 

El principal ejemplo de esta tipología es el papel moneda. Las medidas de seguridad son su elemento diferencial, como por ejemplo los hologramas creados mediante film, las marcas de agua, las fibras invisibles o las tintas de diversos tipos. Es un material resistente al agua, para mantenerse intacto en caso de lavado por descuido, y a las dobleces, ya que es muy habitual su manipulación durante el ciclo de vida del billete. La calidad de impresión es muy alta, debido a la importancia que tiene una buena definición en los elementos de seguridad. Los gramajes y resistencias están ligados a la función concreta del papel en cuestión, por lo que es difícil establecer una línea estándar. 

Papel reciclado

Por otro lado, también cabe destacar la existencia de los papeles reciclados. Este término es aplicable a cualquiera de los materiales tratados tanto en este post como en el anterior, siempre y cuando la pulpa de celulosa usada no sea virgen, sino que provenga de material previamente usado. En función de la variedad y su aplicación final, se hacen más o menos tratamientos, según el grado de limpieza que se necesita. 

Por ejemplo, si la recuperación del papel está destinada para prensa, no es necesario un resultado muy blanco; en cambio, si se convierte a repro, sí que se valora que el papel pierda la tonalidad marrón que le aporta el hecho de ser reciclado. En este sentido, cabe destacar que el material nunca queda al 100% de blancura, pues es prácticamente imposible eliminar la totalidad de restos existentes.

Papeles creativos Guarro Casas

Entre todas las tipologías existentes, los materiales de Guarro Casas destacan por su creación total en base a las necesidades del cliente. Están creados desde los requisitos del proyecto, convirtiendo en su rasgo diferencial el hecho de que son papeles a medida. 

En lugar de elegir un tipo de material estándar para adaptarlo al proyecto concreto, los papeles creativos de la firma nacen exclusivamente orientados a cubrir esa aplicación, con las características idóneas para hacerlo destacar. Aunque muchos de los papeles tienen dos caras buenas, su principal función es la de recubrir, tanto en editorial como en packaging. Para ello, transmiten sensaciones mediante el uso de los gofrados y los materiales utilizados. Estos papeles consiguen una combinación de imagen y funcionalidad y tienen como sello la personalización absoluta.